Como ya se ha mencionado los cachorros se ven sometidos a un crecimiento rápido en un periodo de tiempo relativamente corto, por lo que sus necesidades nutricionales y energéticas van a ser elevadas.

Cuando las necesidades energéticas se han saciado la cantidad de alimento ingerido debe haber aportado la cantidad adecuada de proteínas, grasa, minerales y vitaminas, de manera que va a ser importante mantener un buen equilibrio energia:nutrientes en los alimentos. Los alimentos comerciales completos cumplen este requisito siendo la mejor opción durante el crecimiento. Veamos a continuación las necesidades  y funciones de los diferentes nutrientes clave:

Proteínas

Las proteínas son importantes para el crecimiento, la reparación tisular y son una de las fuentes de energía del alimento. Durante el crecimiento va a ser muy importante que el cachorro reciba un aporte adecuado de proteínas de alta digestibilidad, teniendo siempre en cuenta que el exceso se deposita como grasa.

El nivel mínimo recomendado de proteínas de alta digestibilidad para perros en crecimiento ronda entre el 11 y 22% de la ingesta de energía.

 

Grasa

La grasa es otro nutriente importante en la dieta ya que se trata de una buena fuente de energía, aporta acidaos grasos esenciales como el acido linoleico y acido araquidónico, y es un portador de vitaminas liposolubles ( A, D, E y K). Además mejora considerablemente la palatabilidad del alimento. El alimento debe proporcionar unos 250 mg de Ac grasos esenciales/kg de peso corporal. Esto puede cubrirse con un alimento que contenga entre el 5 y 10% en BMS (base a la materia seca, véase tabla 1), teniendo en cuenta que un exceso puede predisponer a la obesidad.

Se ha demostrado que el DHA (ac. docosahexaenoico) es importante en la dieta de animales jóvenes ya que es un componente estructural importante del cerebro, interviene en el desarrollo neuronal y en la función de la retina.

puppy-eating

Carbohidratos

No son tan esenciales en la dieta, sin embargo se trata de una fuente de energía útil y barata. Durante la lactación el principal carbohidrato utilizado es la lactosa, pero después del destete los animales jóvenes se vuelven menos eficaces en su digestión y algunos incluso intolerantes. A partir de este momento la glucosa pasa a tener mayor importancia.

 

Minerales

Existen muchos minerales importantes en la dieta, pero el calcio y el fósforo deben encontrarse en cantidades especialmente adecuadas para prevenir alteraciones en el desarrollo esquelético, especialmente en razas grandes y gigantes. La demanda de estos minerales va a ser mayor que en perro adultos, la cantidad de calcio y fósforo en un pienso para cachorros debería encontrarse entre 0,8 y 1,5 gr en BMS, siendo menor la cantidad a aportar en razas grandes y gigantes. Además de la cantidad es importante mantener una proporción calcio: fósforo adecuada, entre 1:1 y 1,8:1 aproximadamente. Las dietas comerciales vienen balanceadas para cubrir estas necesidades y son la mejor opción en razas grandes. No es necesario suplementarlas, al contrario, podríamos estar dando una cantidad de calcio demasiado elevada y favorecer que aparezcan alteraciones del desarrollo esquelético.

Otros minerales importantes en la dieta son el yodo, zinc, cobre…

 

Vitaminas

Las necesidades de vitaminas en los cachorros no son tan diferentes de los adultos en

general y debemos tener en cuenta que tanto la carencia como el exceso pueden ser perjudiciales para la salud. Los piensos comerciales completos para cachorros en crecimiento no necesitan suplementarse, podríamos estar dando un exceso de vitaminas.

 

Energía

El perro presenta un amplio rango de pesos corporales debido a la gran variedad de razas. La tasa de crecimiento es elevada durante las primeras estepas ya que en general la mayoría de razas alcanzan el 50% de su peso adulto alrededor de los 5-6 meses.

El régimen de alimentación y la cantidad de energía ofrecida es importante a la hora de determinar la tasa de crecimiento y debemos tener en cuenta que el crecimiento máximo no es siempre el óptimo, ya que puede llevar a un crecimiento asincrónico del músculo y esqueleto predisponiendo alteraciones del desarrollo esquelético. Se ha demostrado que un crecimiento más lento no impide llegar a un peso óptimo, solo que en un periodo más prolongado.

Debido a esto y a que el resto de nutrientes van a ir balanceados en proporciones adecuadas a la energía (cuando aportemos el alimento que cubra las necesidades energéticas se tiene que cubrir el resto de necesidades nutricionales), es importante tener claro qué necesidades energéticas tiene cada individuo en las diferentes fases de su crecimiento. Para ello debemos tener claros algunos conceptos como La Energía Metabolizable (EM), Requerimiento energético en reposo (RER) y Requerimiento energético diario (RED) que se describen en las tablas 2 y 3. Las necesidades energéticas serán:

–    Hasta alcanzar el 50% del peso adulto:                                   3xRER

–    Desde ese momento hasta alcanzar el 80% del peso adulto:   2-2,5xRER

–       Después de este momento se puede seguir con:                     1,8-2xRER

 

Para poder elegir un alimento adecuado podemos basarnos en los requerimientos nutricionales indicados en la tabla 4. A la hora de leer las etiquetas de los diferentes alimentos comerciales debemos tener cuidado ya que nos indican las cantidades o porcentajes de los nutrientes antes de la cocción y no nos hablan sobre la digestibilidad de los mismos. Así pues dos etiquetas con cantidades de nutrientes parecidas pueden tener una disponibilidad de nutrientes final muy diferente. Para tener información sobre la digestibilidad y la densidad energética debemos llamar al fabricante.

 

Drop a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

veterinariaartica.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR